Evelio Reyes Hernández

INFANCIA

 

Es el tercer hijo del matrimonio conformado por don Próspero Reyes y doña Clementina Hernández. Nació en 1949, en un pueblecito entre las montañas del departamento de Lempira, llamado Agua Zarca. Su abuela paterna fue la primera persona en ver al pequeño niño de tez blanca y cabellos rubios.

Su infancia transcurrió entre las tareas delegadas por su padre, paseos por los pastizales y los juegos propios de sus edad.

En 1957, don Próspero Reyes tomó la trascendental decisión de trasladar a la familia hacia el municipio La Unión, Lempira,  en virtud de que en ese lugar habían centros de enseñanza en donde formar a sus cinco hijos. Don Evelio, con ocho años de edad, comenzó  su andadura por la vida sin sospechar la dimensión que conllevaría el cambio de residencia. Su maestro de 4to grado, don Eugenio Perdomo, lo definió como un escolar sobresaliente, brillante cuyo rendimiento académico le permitía distraerse y a veces...distraer a sus compañeros con  bromas y ocurrencias.

ADOLESCENCIA

Finalizado el nivel escolar primario, don Próspero Reyes, visionario como era, le envió hacia Santa Bárbara para que  siguiera estudiando el nivel secundario. Pero...a sus 14 años, lejos de sus padres; sin nadie que le anime e inspire, sin supervisión y sin la compañía de sus hermanos y amigos, reprobó el séptimo grado. Una de sus maestras, convenció a don Próspero de que permitiera otra oportunidad al muchacho pues los culpables del bajo rendimiento eran sus colegas y no el jovencito.

Don Próspero se dejó persuadir  no sin antes tomar algunas decisiones previniendo otro fracaso académico de su adolescente hijo: Lo trasladó a la ciudad de Gracias bajo la tutoría de un amigo de la familia a la sazón cura párroco de la localidad, padre Eusebio Alvarado Juárez. Se esperaba por parte de don Próspero y doña Clementina, un cambio de actitud en su hijo. Sin embargo, no ocurrió así. Nada le atraía ni interesaba... empero de manera providente, ocurrió un episodio que significaría el principio de una hermosa historia de vida consagrada a Dios y al prójimo.

Sobre el escritorio del padre Eusebio estaba la revista "El Centinela", órgano de divulgación de iglesia Adventista y entre sus páginas un anuncio de suscripción. Don Evelio se suscribió y en poco tiempo comenzó a recibir y estudiar las lecciones que operaron en él, un cambio radical. Dejó de ser el muchacho desorientado, tímido y asustadizo para transformarse en un líder.

La Biblia se convirtió en el centro de su vida. Esa decisión no fue muy bien vista por nadie de su familia. Le presionaban ...castigaban...pero nada le hizo cambiar de actitud. Don Evelio siguió perseverando en la búsqueda del conocimiento de la voluntad de su Padre-Dios.

JUVENTUD, MATRIMONIO Y FAMILIA

Evelio Reyes continuó sus estudios en Gracias, Lempira, convencido de seguir adelante. Dios le permitió conocer a un misionero evangélico cuya influencia marcaría el futuro del entonces jovencito de apenas 17 años. Bajo la guía y amistad de don Bernardo Richard, don Evelio profundizó en las verdades y principios bíblicos que hacen a los hombres libres y plenos.

Su liderazgo, carácter y personalidad influyente   fueron  reconocidas por maestros, alumnos y comunidad.  En 1970 obtuvo el título de Maestro de Educación Primaria,

 

Días después, contrajo matrimonio con su única novia, doña Deysi Serrano. En plena luna de miel, doña Deysi le convenció  de aceptar la invitación que le hiciera su padre, don Próspero, para que viajara hacia Tegucigalpa a realizar estudios universitarios en Odontología. Don Evelio confiesa que hubiera preferido que su bella esposa desistiera de la propuesta pues estaban iniciando su proyecto de familia.

 

El bullicio de la capital contrastó con su carácter fuerte y las costumbres del pueblo apacible de donde es originario. Se adaptó a la capital  sin renunciar a sus valores ni a su fe. Dejó clara su postura y moral  ante los compañeros de la facultad de odontología con una frase que le hizo ganar respeto ante todos: "Soy cristiano...y soy casado". Edificó una familia integrada por tres hijos: Eunice, Sara y Daniel.

 

LIDERAZGO

  • Don Evelio se destacó no sólo como alumno brillante sino como líder.
  • Fue presidente de los estudiantes de la facultad de odontología.
  • En 1979, se sumó al liderazgo de Iglesia Vida Abundante sirviendo como diácono, maestro y conferencista a matrimonios.
  • En 1983, asume la dirección pastoral de Iglesia Vida Abundante.
  • Es Doctor en Divinidades, título otorgado por Golden High Church, Rochester, New York.
  • Pionero en impulsar el cooperativismo dentro los ministerios cristianos.
  • Pionero en impulsar programas de educación integral bilingüe en la zona rural de Honduras y Latinoamérica. Horizontes Dilatados, otorga becas a niños en condiciones de vulnerabilidad social para que realicen estudios completos en los centros Vida Abundante, en La Unión, Gracias, Yamaranguila y Santa Rosa de Copán.
  • Pionero en impulsar programas de formación cívica y ciudadana. Por una América con Honra, empodera, capacita y estimula al pueblo cristiano para que ejerza su influencia en medio de una cultura sin y contra Dios.
  • Pionero en impulsar medios de comunicación social cristianos. Es fundador de Canal 57 hoy Enlace Honduras.
  • Fundador de la Clínica de Emergencias Médicas en la Unión Lempira y el Centro de Atención Integral Zoé en Tegucigalpa.
  • Pionero en el establecimientos de centros de formación integral cristianos.
  • Es fundador  de las Instituciones Educativas Vida Abundante integradas por 8 escuelas en Tegucigalpa (2), Choluteca (1), Catacamas (1), La Unión (1), Gracias (1), Yamaranguila (1) y Santa Rosa de Copán (1).
  • A la fecha, se ocupa de la dirección pastoral de Iglesia Cristiana Vida Abundante y la rectoría de las IEVA. Conferencista internacional, maestro de la Palabra y consejero.

INFANCIA

 

Es el tercer hijo del matrimonio conformado por don Próspero Reyes y doña Clementina Hernández. Nació en 1949, en un pueblecito entre las montañas del departamento de Lempira, llamado Agua Zarca. Su abuela paterna fue la primera persona en ver al pequeño niño de tez blanca y cabellos rubios.

Su infancia transcurrió entre las tareas delegadas por su padre, paseos por los pastizales y los juegos propios de sus edad.

En 1957, don Próspero Reyes tomó la trascendental decisión de trasladar a la familia hacia el municipio La Unión, Lempira,  en virtud de que en ese lugar habían centros de enseñanza en donde formar a sus cinco hijos. Don Evelio, con ocho años de edad, comenzó  su andadura por la vida sin sospechar la dimensión que conllevaría el cambio de residencia. Su maestro de 4to grado, don Eugenio Perdomo, lo definió como un escolar sobresaliente, brillante cuyo rendimiento académico le permitía distraerse y a veces...distraer a sus compañeros con  bromas y ocurrencias.

ADOLESCENCIA

Finalizado el nivel escolar primario, don Próspero Reyes, visionario como era, le envió hacia Santa Bárbara para que  siguiera estudiando el nivel secundario. Pero...a sus 14 años, lejos de sus padres; sin nadie que le anime e inspire, sin supervisión y sin la compañía de sus hermanos y amigos, reprobó el séptimo grado. Una de sus maestras, convenció a don Próspero de que permitiera otra oportunidad al muchacho pues los culpables del bajo rendimiento eran sus colegas y no el jovencito.

Don Próspero se dejó persuadir  no sin antes tomar algunas decisiones previniendo otro fracaso académico de su adolescente hijo: Lo trasladó a la ciudad de Gracias bajo la tutoría de un amigo de la familia a la sazón cura párroco de la localidad, padre Eusebio Alvarado Juárez. Se esperaba por parte de don Próspero y doña Clementina, un cambio de actitud en su hijo. Sin embargo, no ocurrió así. Nada le atraía ni interesaba... empero de manera providente, ocurrió un episodio que significaría el principio de una hermosa historia de vida consagrada a Dios y al prójimo.

Sobre el escritorio del padre Eusebio estaba la revista "El Centinela", órgano de divulgación de iglesia Adventista y entre sus páginas un anuncio de suscripción. Don Evelio se suscribió y en poco tiempo comenzó a recibir y estudiar las lecciones que operaron en él, un cambio radical. Dejó de ser el muchacho desorientado, tímido y asustadizo para transformarse en un líder.

La Biblia se convirtió en el centro de su vida. Esa decisión no fue muy bien vista por nadie de su familia. Le presionaban ...castigaban...pero nada le hizo cambiar de actitud. Don Evelio siguió perseverando en la búsqueda del conocimiento de la voluntad de su Padre-Dios.

JUVENTUD, MATRIMONIO Y FAMILIA

Evelio Reyes continuó sus estudios en Gracias, Lempira, convencido de seguir adelante. Dios le permitió conocer a un misionero evangélico cuya influencia marcaría el futuro del entonces jovencito de apenas 17 años. Bajo la guía y amistad de don Bernardo Richard, don Evelio profundizó en las verdades y principios bíblicos que hacen a los hombres libres y plenos.

Su liderazgo, carácter y personalidad influyente   fueron  reconocidas por maestros, alumnos y comunidad.  En 1970 obtuvo el título de Maestro de Educación Primaria,

 

Días después, contrajo matrimonio con su única novia, doña Deysi Serrano. En plena luna de miel, doña Deysi le convenció  de aceptar la invitación que le hiciera su padre, don Próspero, para que viajara hacia Tegucigalpa a realizar estudios universitarios en Odontología. Don Evelio confiesa que hubiera preferido que su bella esposa desistiera de la propuesta pues estaban iniciando su proyecto de familia.

 

El bullicio de la capital contrastó con su carácter fuerte y las costumbres del pueblo apacible de donde es originario. Se adaptó a la capital  sin renunciar a sus valores ni a su fe. Dejó clara su postura y moral  ante los compañeros de la facultad de odontología con una frase que le hizo ganar respeto ante todos: "Soy cristiano...y soy casado". Edificó una familia integrada por tres hijos: Eunice, Sara y Daniel.

 

LIDERAZGO

  • Don Evelio se destacó no sólo como alumno brillante sino como líder.
  • Fue presidente de los estudiantes de la facultad de odontología.
  • En 1979, se sumó al liderazgo de Iglesia Vida Abundante sirviendo como diácono, maestro y conferencista a matrimonios.
  • En 1983, asume la dirección pastoral de Iglesia Vida Abundante.
  • Es Doctor en Divinidades, título otorgado por Golden High Church, Rochester, New York.
  • Pionero en impulsar el cooperativismo dentro los ministerios cristianos.
  • Pionero en impulsar programas de educación integral bilingüe en la zona rural de Honduras y Latinoamérica. Horizontes Dilatados, otorga becas a niños en condiciones de vulnerabilidad social para que realicen estudios completos en los centros Vida Abundante, en La Unión, Gracias, Yamaranguila y Santa Rosa de Copán.
  • Pionero en impulsar programas de formación cívica y ciudadana. Por una América con Honra, empodera, capacita y estimula al pueblo cristiano para que ejerza su influencia en medio de una cultura sin y contra Dios.
  • Pionero en impulsar medios de comunicación social cristianos. Es fundador de Canal 57 hoy Enlace Honduras.
  • Fundador de la Clínica de Emergencias Médicas en la Unión Lempira y el Centro de Atención Integral Zoé en Tegucigalpa.
  • Pionero en el establecimientos de centros de formación integral cristianos.
  • Es fundador  de las Instituciones Educativas Vida Abundante integradas por 8 escuelas en Tegucigalpa (2), Choluteca (1), Catacamas (1), La Unión (1), Gracias (1), Yamaranguila (1) y Santa Rosa de Copán (1).
  • A la fecha, se ocupa de la dirección pastoral de Iglesia Cristiana Vida Abundante y la rectoría de las IEVA. Conferencista internacional, maestro de la Palabra y consejero.