Creemos en un solo Dios, Padre, compañero y Amigo que es eternamente en tres personas: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Creemos en Jesucristo Dios verdadero, nacido de la virgen María, quien murió por los pecados de la humanidad, y resucitó al tercer día, exaltado a la diestra de Dios de donde volverá en poder y gloria.

Creemos en el Espíritu Santo que procede del Padre y del Hijo, quien acompaña, guía, enseña y confiere poder y libertad.

Creemos en la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro, garantizada por la eternidad del Padre, la resurrección del Hijo y el poder del Espíritu Santo.

Creemos que el hombre es justificado gratuitamente por la sola fe en Cristo, para caminar en novedad de vida, con propósito y abundancia.

Creemos en la gran comisión de predicar al mundo las Buenas Nuevas del Evangelio en el poder del Espíritu Santo.

Creemos en la Iglesia como la unidad espiritual de los creyentes, todos hijos de un mismo Dios y Padre, activos en la construcción del Cuerpo de Cristo según los dones con que cada cual ha sido dotado.

Creemos que el Reino de Dios se inicia aquí y ahora, palpándose en un conocimiento cada vez mayor de las riquezas insondables de Cristo, en el ilimitado amor de Dios y su prolongación entre los hombres trayendo sentido, misión, plenitud, fe vital y operante.

Creemos  en la Biblia, palabra viva y creadora de Dios, infalible e inerrante y autoridad última.